Tu trabajo no es calmarlo

TU TRABAJO NO ES CALMARLO

¿Te ha pasado que hay momentos en los que no sabes ni cómo te sientes?

Sabes que algo anda raro, pero al no saber de qué se trata, prefieres ignorarlo.

Pero con ignorarlo no desaparece, al tiempo vuelves a sentirlo. Querida amiga, aparecerá hasta que le prestes atención.

A diferencia de nosotras, los niños sí saben cómo se sienten (la tienen clara). Saben cuándo algo no les gusta, y también cuando algo les encanta. Tienen activa su voz interior. (Aunque aún no sepan expresarla verbalmente)

Puede que no te lo digan con palabras claras, pero siempre buscarán la forma de hacerlo saber.

Y AUNQUE NO TE GUSTE COMO LO DEMUESTRA…

NO SILENCIES SU VOZ INTERIOR.

Silenciamos su voz interior con frases como:

♦ «No llores por eso»

♦»No es para tanto»

♦»Exagerada»

♦ «Estás muy grande para llorar por eso»

♦ «A mí no me da miedo eso»

♦ «Comételo así no te guste»

♦ «No grites que me estreso»

♦ «Báñate para que se te quite esa rabia»

entre muchas más…

Pues lo que sucede a futuro es una desconexión tan profunda con sus emociones, que acaban por anestesiar y silenciar lo que sienten para no ser rechazos o juzgador por otros.

Y estoy segura que no deseas eso para tus hijos…

Entonces ¿Cuál es mi trabajo?

TU TRABAJO ES DARLE SEGURIDAD.

Y para poder ser su lugar seguro, deberás liberarte de los juicios y de tus expectativas. Así como se piensa que “El cliente tiene la razón”, quiero que comprendas que en la mente del niño “Él tiene la razón”, así para ti sea una locura.

Tu trabajo no es que el niño se calme y deje de llorar o deje de sentir esa emoción, tu trabajo es ser el lugar en el que encuentre:

Paz, empatía y seguridad.

Y de la única manera que lograrás ser ese lugar, es cuidando de ti, conociéndote y gestionando tus emociones.

“Lloramos delante de la persona que esperamos que nos ayude”

CARLOS GONZALEZ

¿Anhelas ser ese lugar seguro?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.