CÓMO APRENDER A ESCUCHAR LAS NECESIDADES DE NUESTROS HIJOS

CÓMO APRENDER A ESCUCHAR LAS NECESIDADES DE NUESTROS HIJOS

¿Recuerdas cuando era un bebe? Cuando el más mínimo llanto te hacía correr a satisfacer la necesidad que tuviera. Incluso, sabías diferenciar cada uno de sus llantos.

Hoy te sientas y lo miras jugar y te das cuenta de que ya hay muchas cosas que hace por si solo, o por si sola.

De repente, ves que alcanza un banano o busca algo en la nevera, o simplemente te dice: Mamá tengo hambre.

Estas cosas te hacen pensar que ya no te necesitan tanto, y te llevan a asumir una “madurez” que tus hijos aún no han desarrollado.

Llegan las famosas “Pataletas” y de repente te ves envuelta en un huracán de sentimientos. Se mezclan tus sentimientos con los suyos y tienes dos opciones: te conectas o te desconectas.

Al desconectarte, dejas de pensar en él o en ella y te enfocas en ti: “Es que me pones nerviosa con tu llanto”, “Me haces perder la calma” “Yo no quería gritarte, pero con eso que hiciste no pude evitarlo”.

Mientras que al conectar no solo te enfocas en ti, sino que comprendes que están conectados, y puedes llegar a sentir su dolor y comprender sus necesidades.

Pero… ¿Por qué nos cuenta tanto conectar?

A veces, es por estar conectadas a lugares incorrectos, esos que nos hacen perder el tiempo o que te siguen llenando de dolor.

No hablo solo del celular, aunque este es un gran distractor. Hablo de esos recuerdos, maneras de actuar y creencias que tenemos pendientes por sanar

Nos desconectamos del presente, por estar viviendo la película del pasado, o por estar fantaseado con un futuro que aún no ha llegado.

No es posible conectar con tus hijos sin vivir el presente. Sin comprender que quien eres ahora es lo que más importa, y ahora eres: su refugio, su lugar seguro y la persona que más los conoce.

¿Cómo vivir el presente?

Asumiendo la responsabilidad de sanar tu pasado, aprender a escuchar tus necesidades, comprender que eres fuente y necesitas llenarte. Elegir vivir una vida llena de armonía independientemente de las cosas que sucedan.

¿Te comprometes a estar más presente?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.