Si tú cambias, tus hijos cambian

«SI TÚ CAMBIAS, TUS HIJOS CAMBIAN»

En ocasiones algunos padres buscan perfiles en Instagram, blogs o libros de crianza, para que sus hijos aprendan a comportarse.

Creen que su mayor necesidad es que sus hijos dejen de hacer “berrinche”, coman mejor, se queden quietos o en el mejor de los casos para que sean felices.

Cuando nos enfrentamos a estos momentos desafiantes, sentimos que estamos haciendo las cosas mal. Nos culpamos por no tener las suficientes herramientas, o por no entender las necesidades de nuestros hijos.

Y aunque eso sentimientos de imposibilidad, culpa y frustración, necesariamente no van a desaparecer; podemos hacer cambios en nosotras mismas que al final se verán reflejados en nuestros hijos.

Y es por eso que más que herramientas de crianza y estrategias para que tus hijos se “porten mejor” en este perfil verás un espejo. Un espejo que no ignore lo que sucede, pero sí que te haga reflexionar, y que te permita cambiar la mirada de la situación por la raíz del problema.

Te preguntarás …

¿Cuál es el problema?

El problema es que, queremos que nuestros hijos se comporten como nosotras queremos, que cumplan con nuestras expectativas o las de la sociedad. Al no ser así, entramos en esa crisis de imposibilidad que al final no es más que un dardo de tu ego, para hacerte creer que no estás capacitada para criar.

Preocúpate por ti, por tus reacciones ante lo que sucede, no solo con tus hijos sino con todo lo que te rodea. Te dará la información necesaria para saber en qué debes trabajar; esto funciona como espejo que te permite ver tu interior, sanarte y cambiar la perspectiva de lo que esperas de los demás y en este caso la manera en la que ves a tus hijos.

Al hacerlo, desarrollarás la empatía necesaria para dejar de llamar “berrinches” a las necesidades de tus hijos.

¡Eres valiente y estoy segura que puedes en ese proceso!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.