Por qué los castigos no funcionan

POR QUÉ LOS CASTIGOS NO FUNCIONAN 

Como en muchos otros momentos, pienso que nuestra voz interior se activa cuando castigamos a nuestros hijos. Nos alerta de que algo no está funcionando.

Aparece ese dolor en el pecho que nos llena de culpa y arrepentimiento. Pero lo más importante, es que nos impulsa a buscar una manera diferente de hacerlo.

Si es tu caso, lee este post…

No hay nada más doloroso que ver a nuestros hijos sufrir, y más cuando somos nosotras las que ocasionamos ese dolor.

Antes de decirte por qué los castigos a largo plazo no funcionan, miremos las formas más utilizadas de castigar a los niños.

Castigos Físicos: 

Pellizcos, golpes, empujones, alzarlos con rabia, jalones, etc.

Castigos relaciones:

Dejarles de hablar, apartarlos para “pensar”, ignorarlos, retirar de alguna manera nuestro amor.

Gritos:

Con ellos buscamos intimidar a nuestros hijos por medio de la agresión verbal. Despertamos en ellos, sentimientos de rabia, miedo y violencia.

Frases de desaprobación:

“Eres muy llorona”, “Que egoísta eres”, “pataletudo” “caprichoso” … Estas son frases que a futuro forman las creencias limitantes.

Si sentiste que de alguna manera la vienes o venías embarrando (cómo yo), te voy a decir que podemos hacer para hacernos conscientes de esos automáticos, y no solo dejar de lastimar a nuestros hijos sino incluso a nosotras mismas.

Ay se me olvidaba…

¿Por qué no funcionan?

Porque, aunque podamos ver una “obediencia” automática, los niños obedecen en estos casos por miedo o rabia y no porque en realidad hayan interiorizado el aprendizaje.

Ahora sí

 ¿Qué hacemos?

Comprender y hacerte consciente de tus emociones, saber que hay heridas de infancia, conductas aprendidas y sociales, que nos activan de manera automática reacciones que no queremos en nuestra manera de criar.

♦ Comprender que los métodos no respetuosos nos desconectan de nuestros hijos y de sus necesidades.

♦ Entender que nuestros hijos no son adultos chiquitos, sino niños que se están desarrollando y están adquiriendo habilidades.

Y la última…

BUSCAMOS ALTERNATIVAS RESPETUOSAS: 

♠ Elegir ser comprensiva y paciente.

♠ Mirar sus necesidades no satisfechas y satisfacerlas.

♠ Entrenar con amor.

♠ Ser ejemplo en las habilidades o hábitos que buscamos que desarrollen.

¿Te gustaría aprender más sobre este tema?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.